Menú Cerrar

Puesta a punto manual para carburadores de un cuerpo, trabajando el oído

Es conocido ya el problema que supone un exceso de CO, Monóxido de Carbono, en los restos de la combustión de un motor gasolina. Cuando aparecemos por la ITV, inspección técnica de vehículos, con un porcentaje elevado de este compuesto dicha inspección será pues negativa, debido quizás a un filtro de aire con demasiados kilómetros, unas bujías o bien los cables de alta en mal estado, impurezas en el carburador,… podríamos enumerar unas cuantas causas que darían como resultado una lectura del CO elevada.

Pero qué sucede cuando el sistema está en perfecto orden, carburador y filtro limpio, encendido en perfecto estado, el motor no consume aceite en exceso y anda como un tiro, sin embargo el Sr. de la ITV nos dice que el CO es excesivo. Recordemos que hablamos de un motor de carburación. Se me ocurren dos causas posibles para explicar esto.

  1. Primera, que el filtro de la máquina de CO esté sucio por haber pasado un número excesivo de vehículos sin limpiar este cuando corresponde, pero referirnos a esto en plena inspección es un tanto incómodo, por tanto mejor esta la dejamos.
  2. La otra posibilidad es que efectivamente el CO sea alto, pero alto ecológicamente hablando, claro. Esto no quiere decir que nuestro motor rinda mal, sencillamente lo que nos han dicho, que el CO es alto.

Está claro que habrá que reducir este compuesto si queremos poner la famosa pegatina. La operación será bien sencilla, llevaremos el vehículo al taller, le contaremos al encargado la película y posteriormente pagaremos la factura y de vuelta con el coche a la ITV.

Dicho esto, vamos a realizar un ejercicio llamado puesta a punto de carburación. Para ello suponemos encendido, limpieza de carburador y demás reglajes de motor en perfecto estado.

Arrancamos el motor y esperamos que alcance temperatura de funcionamiento. Unos 85º a 95º, o sea, cuando el motor esté a máxima temperatura habitual. Ajustamos el tornillo de ralentí para conseguir que el motor gire a 750 u 800 rpm., o sea, que si el motor no está a ralentí, conseguir que lo este bajando o subiéndolo de vueltas.

Una vez el motor este a ralentí, cerramos paso de gasolina actuando en el tornillo de riqueza girándolo en el sentido de las agujas del reloj, como si apretáramos. Cuando notamos que el motor cae de vueltas, hacemos lo inverso, abrimos paso y muy despacito, dando tiempo de reaccionar al motor, seguimos abriendo hasta lograr que el motor suba algo más alto de vueltas que ralentí, por ejemplo 900 o 1000 rpm.

Conseguidas estas rpm. actuamos de nuevo en el tornillo de ralentí para poner el motor a 750 rpm. Repetimos la operación de antes con el tornillo de riqueza para llegar a las 900 rpm. y de nuevo lo ajustamos con el de ralentí a 750 rpm. En uno de estos procesos sucederá que abriendo el tornillo de riqueza, las rpm no subirán de 750, sino todo lo contrario, al darle más riqueza el motor caerá de vueltas ahora ya por exceso.

Una vez que esto sucede debemos cerrar riqueza suavemente, recordamos que hay que dar tiempo a reaccionar al motor, el motor se recuperará a 750 rpm y al seguir cerrando caerá por ejemplo a 650 rpm. Una vez por debajo de ralentí, en estas 650 rpm que decíamos, vamos abriendo muy despacio el tornillo de riqueza mientras escuchamos que el motor reacciona subiendo de vueltas y justo cuando oímos que la reacción del motor ya no es subir de vueltas, sino que permanece en las mismas, detenemos la apertura del tornillo de riqueza.

Podemos repetir esta última operación con mucha más suavidad para conseguir un mayor afinamiento. La reacción del motor ahora, cuando demos un acelerón, deberá ser una subida de vueltas prácticamente instantánea. Si hubiera un retardo evidente en la reacción del motor a una aceleración, tendríamos un problema en algún sistema o bien habríamos realizado una carburación errónea, probablemente poca riqueza de gasolina, tendríamos que abrir un poco el tornillo de riqueza.

Tener en cuenta también que si la carburación la realizamos sin filtro de aire, al colocar este la riqueza será algo mayor. También señalar que dependiendo del tipo de carburador puede variar la forma de actuar en el tornillo de riqueza y recordamos que los temas de carburación se tratarán de forma detallada en los artículos de reparaciones descritas de motor gasolina y en el apartado de trucajes de motores.

Artículos relacionados