Menú Cerrar

Ideas para decorar tu sala con cojines

¿Le falta algo a tu sala? ¿El sillón queda muy aburrido? A veces solamente hace falta agregar algún tipo de decoración para poder llevar al siguiente nivel un ambiente de la casa. En el caso de las salas de estar, cuando el sillón es la pieza principal, lo ideal es adornarlo con algunos cojines que hagan que luzca increíble.

Elegir unos cojines bonitos y ponerlos arriba del sillón parece tarea fácil pero no lo es. Es importante tener en cuenta cuántos son los adecuados según el tamaño del sofá, qué colores quedan mejor y cuales son las mejores telas. Por suerte hay variedades de cojines para que elijas de tu preferencia y decores tu sala como más te guste.

Cuántos cojines decorativos hay que poner en un sillón

Los cojines decorativos tienen que adornar el espacio sin llegar a ser una molestia. Colocar una gran cantidad sobre el sillón puede llegar a ser poco práctico para su uso diario. Lo ideal es tener en cuenta el tamaño y formato del mueble para poder tener una idea de cuántos colocar.

Si hablamos de un sillón de un solo cuerpo lo ideal es poner un cojín y nada más. En el caso de que se trate de algún modelo de mueble que sea muy robusto o amplio y se necesite algo más para decorar se puede agregar una pequeña cobija que lo acompañe.

En el caso de sofás de dos cuerpos o más, la regla general que se suele implementar es que siempre tiene que haber un cojín más que la cantidad de cuerpos. Para que quede más claro, en un sillón de dos cuerpos se debe considerar poner tres cojines, mientras que en uno de cuatro cuerpos lo ideal son 5 cojines.

Hay que jugar con las formas y texturas

En la decoración hay que animarse a jugar, sobre todo cuando se trata de accesorios que son fáciles de cambiar. En el caso de los cojines no hay que encasillarse solamente en los modelos cuadrados, también se puede optar por modelos con forma circular, rectangular u ovaladas. Lo mismo pasa con los tipos de telas, no tienen porqué ser todos iguales, se puede jugar con los colores, las texturas y los tipos de estampas. Todo es cuestión del estilo que cada uno quiera lograr en su hogar.

Mezclando los colores

Los cojines decorativos dan la posibilidad de equilibrar y de amalgamar todos los colores que tienen el resto de los elementos y de los muebles en la sala. En el caso de una sala en donde predominan los colores claros y el sofá es blanco o beige la posibilidad de jugar con los colores es infinita. Se puede optar por colores brillosos y llenos de energía, seguir con la gama de los colores claros o, por qué no, buscar opciones de colores más oscuros.

En el caso de los sillones oscuros, como negro o gris, lo más ecomendable es elegir cojines decorativos con colores vibrantes o colores pasteles para que resalten y le den mayor luz al espacio. Pero, en realidad, los que son más difíciles de decorar son los sillones de colores, ya sea rojo, amarillo o azul, tan solo por nombrar algunas opciones. En esos casos lo recomendable es elegir cojines que sean de la misma gama de color pero en tonos más rebajados y mezclarlos con algunos en colores neutros, como beige, gris, balnco o negro.

En cuanto a los sillones estampados siempre lo más fácil va a ser elegir cojines lisos en colores neutros o con colores de la misma gama de la tela.

Artículos relacionados